center>

viernes, 22 de julio de 2011

Análisis: ¿Cómo oponerse al presidente Hugo Chávez enfermo?



Suscríbete Gratis a Elecciones Presidenciales 2012 Venezuela por Email




Un camino delicado que hay que saber transitar. Frente a la imagen aparentemente desvalida del presidente Hugo Chávez, la oposición venezolana se enfrenta a un dilema de estrategia electoral: imponer una agenda que no parezca que le saca provecho al cáncer del primer mandatario


Nailibeth Parra Carvajal
laverdad.com/


Un camino delicado que hay que saber transitar. Frente a la imagen aparentemente desvalida del presidente Hugo Chávez, la oposición venezolana se enfrenta a un dilema de estrategia electoral: imponer una agenda que no parezca que le saca provecho al cáncer del primer mandatario.

La mayoría de los analistas lo confirman, no darle mucho protagonismo y mantener un camino propio. Edgar Gutiérrez, consultor electoral, cree que la oposición “no puede dedicarle tiempo a analizar la estrategia del adversario. Que se dediquen a hacer lo que les corresponde”.

El experto previene a los precandidatos a la Presidencia. Opina que darle relevancia a la enfermedad del jefe de Estado les resta poderío y personalidad ante el contendor más fuerte.

“No veo un camino propio. La oposición debe enviar señales muy claras para estos días. Hacia dónde van, cuál es el camino, si la fórmula sigue siendo las primarias, si las van a adelantar. Agenda propia, no se pueden salir del rumbo”.


El debate

A mediados de junio, cuando Chávez empezaba su convalecencia en La Habana, la bancada opositora de la Asamblea Nacional se enfrentaba con la oficialista para discutir la constitucionalidad de que gobernara desde el exterior.

nronquecían explicando los argumentos para que se declarara falta temporal. Pero todo el esfuerzo fue en vano. El Parlamento aprobó el permiso para que el mandatario no sólo se ausentara, sino que administrara el país a control remoto.

“Lo que hay que hacer es minimizar a Chávez en la agenda. Su problema de salud no puede estar por encima de la cantidad de problemas que hay en Venezuela”. Para José Vicente Carrasquero, profesor del doctorado de Ciencia Política de la Universidad Central de Venezuela, el error en el que suele incurrir la oposición es “siempre cuestionar a Chávez sin centrarse en su gestión, que es de mediocre a mala”.

Desde el pasado sábado está de nuevo en Cuba. Cumple con su tratamiento. Le toca las quimioterapias, proceso que según todas las opiniones médicas, desgasta la imagen de cualquier paciente.

Pero la campaña debe continuar. Aunque uno de los contendores esté en stand by, el resto tendrá que seguir la batalla. Así lo plantea Máximo Sánchez, politólogo caraqueño, para quien “la oposición debe centrar su agenda en cómo resolverle los problemas a los venezolanos y no centrar la discusión en el individuo. El culpable es el Estado que no ha dado respuesta”.


Los que atacan

Del otro lado de la acera la estrategia será aún más fuerte. El oficialismo acusa a los opositores de irrespetar la enfermedad del mandatario.

“Nos parece irresponsable la actitud de la oposición. Para ellos Chávez no está enfermo. Lo de Chávez es una táctica para regresar victorioso. No lo digo yo, lo dice (Henrique) Capriles”, expresó Aristóbulo Istúriz, diputado de la AN.

Así, han calificado a sus adversarios de desconsiderados, mentirosos y manipuladores, mientras los medios oficiales sensibilizan a la población con un Chávez enfermo.

“El Gobierno juega a la estrategia de la lástima. La oposición no puede permitir que el Gobierno trace su agenda. Tienen que ocuparse de lo que les compete. Si al oficialismo le interesa promover eso, a la oposición lo que le preocupa es la enfermedad de Venezuela y sobre eso es que tienen que hablar”, advierte Carlos Raúl Hernández, politólogo y sociólogo.

“La oposición no es médico”. La falta de vivienda, la inflación, las promesas incumplidas y la inseguridad son parte de la discusión que el analista promueve como los tema que deben plantear los que adversan al Gobierno.


El reto: ganar

“En un balance de todos los futuros posibles, las cosas se ven más favorables para la oposición, pero jamás hay que prepararse únicamente para el futuro”, advierte Gutiérrez.

Elegir a los candidatos para gobernadores y alcaldes, definir un plan de gobierno y escoger al aspirante a presidente es lo que debe centrar la discusión opositora. Como la paradoja deportiva que plantea Hernández: “Es como en el boxeo, cada quien se prepara para competir con el que se supone es el mejor de los contendores. A Chávez hay que sacarlo, pero a punta de votos”.


Voces

Henrique Capriles. Gobernador de Miranda. “Yo no pongo en duda la salud del Presidente ni me juego con esto. No se juega con la salud, pero tampoco se juega con el pueblo de Venezuela”.

Pablo Pérez. Gobernador de Zulia. “De corazón deseamos que, si está enfermo, se recupere. Pero los problemas del país se agravan, como si les hubiera escapado de las manos”.

Antonio Ledezma. Alcalde metropolitano. “El anuncio de la salud de Chávez ha debido hacerse hace 25 días atrás, decirle las cosas por su nombre al país y no someter a los venezolanos a la incertidumbre”.

César Pérez Vivas. Gobernador de Táchira. “La situación médica amerita que tome el reposo correspondiente. Lo importante es que la nación sea gobernada con autonomía. Es importante que el Presidente delegue”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada